Los amorosos

Los amorosos anhelan el silencio del ocaso,

para gemirse en la noche lo que sus pieles callan.

Su corazón es ciego solo responde a los instintos del alma.
Los amorosos tatúan en sus pieles

las sombras de la dicha contenida en una esquina.

Los amorosos huyen y vuelven,
se esconden y se retuercen de dolor,

los amorosos no se frenan hasta que se hallan.

Los amorosos escapan de sus vidas hacia la salida,

sellan sus caricias, ajenos a las miradas de la desdicha.

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.
Jaime Sabines

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s