Tan Dolorosamente Real

Imágenes Habladas

Video poema (reeditado)
Tan dolorosamente real.
Harta de ser un sueño.
Harta de ser fantasía.
Harta de ser una musa.
Harta de ser un reflejo.
Harta de ser una ilusión.
Soy tan dolorosamente real,
como cada lágrima que escapa
ardiendo de mis mejillas.
Soy tan dolorosamente real,
como cada sonrisa que doy, y
que desdibujas con un cincel de escultor
esculpiendo en mi dulce rostro de niña
una desagradable media luna de tristeza.
Harta de que me ates.
Harta de que me cojas y luego me sueltes.
Harta de tu incapacidad de decisión.
Harta y más que harta de tanto sacrificio.
Soy tan dolorosamente real,
que soy incapaz de no ser yo misma.
Soy tan dolorosamente real,
que odio simular y fingir.
Soy tan dolorosamente real,
que transformo y lucho por mi vida
para que deje de ser tan dolorosamente real.
Harta de sueños y quimeras
Harta de palabras…

Ver la entrada original 70 palabras más

Que se nos moje el alma

Imágenes Habladas

tumblr_nqlg0r6kk11tlf6meo1_1280

Quiero que se nos moje el alma y la mirada

en un abrazo,

en una caricia, en una sonrisa.

Quiero calarme el alma en un te amo,

en ese primero que raspa la garganta,

que hace desviar la mirada que se llena de lágrimas.

Que se nos moje el alma con las lágrimas del corazón,

repleto de amor,

empaparnos la piel de ti y de mí.

Quiero caminar por esta vida empapada de tu esencia,

con tu olor en mi piel,

con tu sonrisa en la memoria,

con los labios pintados de tus besos.

Quiero que se nos moje el alma y la mirada

en ese beso primero,

 en el que empiezas a reconocer la suavidad de unos labios,

la humedad de una boca y la profundidad del te amo al fondo de la garganta,

que brota en forma de gemido y extiende su calor por toda la piel.

Quiero…

Ver la entrada original 36 palabras más

Tierras inocentes 

Imágenes Habladas

58e1ead70cc490df2afca557bcb5b7a8--spider-webs-the-spider No nacieron ninfas para quedar atrapadas en redes.

Cuando me dirigía hacia la tierra que no me había querido, miré desde la ventanilla del tren al cielo gris que apagó mis años, observé el verde oscuro de los árboles y la parduzca tierra de arcilla. Y les hablé…

Hablé a los montes y a las hojas, me disculpé porque a pesar de su belleza no eran las culpables de la sangre, dolor y lágrimas de esas fieras con forma humana.

Existen sitios preciosos llenos de horribles monstruos, y sentí la impotencia de la tierra estática y de los árboles con ramas pero sin piernas para aplastar el mal.

Vi a una ninfa hacerse mujer, atrapada en la gran telaraña de engaños, pero su tierra le tejió un par de alas hermosas ante el agravio del daño.

Vi a un hermano contener la ira, y un gran circo de payasos sin…

Ver la entrada original 137 palabras más

Ven, ven conmigo

Imágenes Habladas

tumblr_ogr919lI1H1un9n25o1_540 Ven, ven conmigo

No hay ausencia, ni distancia

que resistan al mágico

roce impaciente de un ven,

ven conmigo…

Abrázame este frío,

que se me está quemando el alma sin tu compañía.

Deshazte de la piel que sobra.

Atrápame los sueños entre tus piernas,

tan dentro que muera el aire

en su dulce tormento.

Sostenme hasta que se diluya la noche

entre tus caderas.

Ven, hazme gemir los relatos

que brotan en mi interior,

hablan de voces dulces,

saladas por dentro,

cuando las muerdes estallan como olas del mar.

Sé tú el recuerdo que invade mis noches,

la nostalgia que late entre mis dedos.

Ven

Erotízame

Erízame

Elévame

Navégame.

Ver la entrada original

Me dolerás tanto

Imágenes Habladas

tumblr_nyov3q5Fpx1tlf6meo1_500

Me dolerás tanto como cuanto nos amamos,

porque la distancia mata la sonrisa, vida mía

el silencio es una burla en la mente del presente,

la ausencia la duda ante la muerte del ausente, cielo

la vida un día a día, al que siempre le falta algo.

Porque te quiero me dueles, corazón

porque me faltas me dueles, latido

porque no concibo la vida sin tu voz y sin tu olor, música

Porque a mi boca le falta tu sonrisa llenando la mía, alegría

Porque mis labios aún recuerdan tu sabor.

Porque mi cuerpo desconoce las caricias con las que has abrazado mi alma, pasión.

Me dolerás tanto como cuanto te amo, como desgarra una vida partida en dos.

Me dolerás tanto como me haces falta, amor.

Ver la entrada original

Almas gemelas

Imágenes Habladas

tumblr_nja1v0SXUN1sbd5t2o1_500
Cuentan que tu alma gemela es aquella que le da la vuelta a tu mundo entero, en un giro inesperado del destino cuando por azar se encuentran.

No sé si tú me encontraste o yo te encontré, si el universo se plegó en una pirueta de 180 grados al norte y mis 180 grados al sur.

Si el punto donde el alma se fusiona con su gemela es esa mirada que quema la razón y deja al corazón errante, en busca de ese amor que sea capaz de dar cierre al círculo, que complete la esfera perfecta del yin-yang y se trague la llave.
Llevabas la promesa en tus ojos de todo lo que mi alma anhelaba,
llevabas la inocencia dibujada en la sonrisa,
tus manos portaban caricias y generosidad sin fin.
Vivíamos olvidados de nosotros para darnos a otros,
ni tu vida era un sueño, ni la mía…

Ver la entrada original 693 palabras más

No estabas y necesitaba un alma

Imágenes Habladas

IMG_20171117_174000

Colgada en el intento de no romperme más,

sostenida por las nubes para después saltar.

Caer más allá,

gritar, llover,

golpear el aire

sin fe.

Contener huracanes fieros,

confusos, ciegos

Entre besos intensos,

dulces, profundos.

Esprintar el cielo y retornar el eco al universo.

Beberme el aire que tanto me falta sin ti,

sin mí, sin tanto…

Con nada, conmigo en llanto,

tan perdida, demacrada,

lejana, para no quebrar nada más.

Columnas de sombras entre dedos mágicos que parten el cielo,

Esperanzas sueltas en el firmamento oscuro,

esas que llaman luceros

que tanto brillan cuando la luna muere.

Pero tú no estabas y necesitaba un alma.

Ver la entrada original

No fue error

Imágenes Habladas

tumblr_njzdpfiTbW1r2zs3eo1_540 (1) No fue error

Si son ojos prendiendo mis llamas.

Si son manos desnudándome las ganas.

Si son bocas sumidas en profundas aguas.

No fue error.

Si es latido desmedido.

Si es aliento contenido.

Si es gemido intempestivo.

Si es convulsión espontánea.

No fue error.

Si es el sueño de tu boca

quebrantando mis mordazas.

Si no puedo atarme las manos

sin recorrer mi tormento entre mis dedos.

Si te pienso dentro

hiervo y muero.

No fue error.

Si es el alma el que se escapa

de la prisión del cuerpo

para unirse con su alma.

No fue error.

Ver la entrada original

Vive Tú Así

Desde hace un año trabajo en una de las oficinas del centro de documentación para mujeres resistentes al virus GV. Gracias a las investigaciones de la doctora Vega en el campo de la biología, pudimos descubrir que los altos niveles de envenenamiento del aire a los que estaba sometido nuestro planeta, habí­a provocado un cambio evolutivo en todas las especies.

En el caso de los humanos los alimentos que ingerí­an afectaban directamente al cerebro, mientras que unos nacían adaptándose a la nueva era, otros muchos acabaron involucionando y durante siglos estuvieron al mando del orden mundial. Había muchos tipos de violencia pero lo qie distinuía a la GV es que no diferenciaba género, niveles educativos, cultura, ideologí­a, ni raza. Tampoco los sujetos que la ejercían tení­an unos patrones de conducta similares en todos los casos, en rasgos generales, no determinantes salvo en casos extremos, poca tolerancia a la frustración y falta de control de los impulsos.

Analizaron cada etapa de la humanidad, el sometimiento generalizado de la mujer al hombre hasta la revolución industrial y la expansión demográfica de la población mundial. Ni las guerras, ni la globalización, ni las sociedades más evolucionadas cultural y economicamente se distinguían unas de las otras en este campo.

Se crearon leyes, protocolos, campañas, eslóganes, miles de movimientos donde las afectadas no callaban, clamaban a la luz de un mundo que las oscurecí­a. Vimos mujeres quemadas, mutiladas, desfiguradas. Vimos madres muertas en vida tras ser asesinados sus hijos. Vimos incomprensión hipócrita de un “yo no me dejo”, tampoco ellos humanos, tampoco ellas.

Asistimos a las soluciones basadas en denuncias y sentencias demenciales. Creadas y aplicadas por los mismos afectados, dotadas de mucha letra y muy poca humanidad.

La protección a esas mujeres fue uno de los mayores logros conseguidos, policías, asistentes sociales, psicólogos, casas refugio, fundaciones que no cobraban porque los recortes, extrañamente, repercutían siempre en lo mismo, siempre en las mismas, mujeres y niños, al desorden del planeta.

Ahí­ encontraron el apoyo, las guías y a sus iguales tan distintas, porque no se parecían en nada pero las aquejaba el mismo MAL. Un apoyo humano incalculable en voluntad, cariño, esfuerzo y labor por reconstruirlas pero insuficiente en cuanto a libertad. La única salida era su seguridad a cambio de su ya mutilada libertad.

¿Eran libres cada dí­a que miraban sus pequeñas muñecas y veían una pulsera para avisar a la policí­a?

¿Eran libres cuando caducaban las órdenes de alejamiento e imposible de determinar si el sujeto seguí­a siendo violento?

¿Eran libres cuando tení­an que llevar escolta policial, o los más novedosos sistemas de perros leales escoltas?

Supongo que eran libres cuando se metí­an en la cama y veí­an que aún seguí­an vivas, al fin y al cabo sobrevivir es lo que contaba. No lo sé, tal vez contaba el que no se nos muera ninguna más, de cara a la opinión pública, porque seguras estaban pero ¿libres?… Vive tú  así.

Fue esta última campaña: “Vive tú así”, la que dío un giro a las investigaciones de la doctora Vega.  Tras años de muchos estudios consiguió crear una sustancia inhibidora de la violencia en los sujetos, hombres y mujeres, portadores del virus VG. El VTA era una sustancia insabora, incolora y muy soluble. La solución estaba en la fuente de vida del planeta, diluida en el agua se propagó a la velocidad de las ondas y los saltos de agua.

Pasaron muchos años sin que nadie se preguntara jamás porqué los afectados por el GV fueron desapareciendo de la Tierra, de forma natural como se extingue una especie inadaptada, como se extingue una especie que no se puede volver a reproducir… Vive Tú Así…

La Encerrona

Llevaba dos años con mi pareja, ese verano habíamos decidido irnos unos días a Ibiza para recuperar el romanticismo en nuestra relación. Lo estábamos pasando bien, playa, cenas y algo de sexo mejorado por el relax, pero nada del otro mundo. Era viernes y mi pareja recibe una llamada de su mejor amigo Alex, que quería apuntarse a las vacaciones.

Cuando Paco me cuenta que va a venir su mejor amigo, siento un calor enorme. Alex, moreno, ojos verdes, no sé qué tiene, pero secretamente me fascina. Mi cabeza empieza a maquinar…
Nos fuimos los tres de cena, yo iba bien arreglada porque en verano me gusta lucirme y más aquella noche que me había propuesto seducir a Alex.

Paco suele beber mucho, hasta hacerse insoportable, cenamos y nos fuimos a bailar. Todo muy normal, menos las miradas y algunos bailes en los que iba provocando a Alex.

Era ya tarde cuando acabamos tirados en las tumbonas de casa mirando al mar.Era el momento y comencé a sacar el tema del sexo y las fantasías de los hombres. Yo ya sabía que a los dos le iban lo mismo, un hombre y dos mujeres. Me reí y proteste

– Chicos, entonces aquí uno va a tener que hacer de mujer.

Me acerqué a mi pareja y le besé, metiéndole la lengua húmeda muy dentro y le lamí los labios. Coloqué mi mano en su entrepierna y le acaricié suavemente .Alex miraba y yo le miraba. Me acerqué al oído de Paco y le propuse montárnoslo los tres. Era fácil de calentar así que accedió.

Me puse de pie y deje caer mi vestido. Me quedé en tanga y sujetador, me fui acercando a Alex, que miraba extasiado y cuando yo le iba a besar se adelantó, agarró mi cabeza y chupó mi lengua, mordió mis labios y un gemido escapó de mi garganta. Llevo años deseándote Ángela.

Deslizó sus manos por mis pechos y, sentado, sujetó mis glúteos por detrás,acercándome para besar mi barriga. Se me acercó Pablo pegándose a mi espalda,lo había olvidado. Comenzó a deslizar su miembro entre mis glúteos, frotando el pubis desde atrás. Me acerqué a Alex y le dije

-Soy tuya, espera que acabe con él.

Me di la vuelta y comencé a besar a Paco. Yo suelo mandar en él, lo empujé a la tumbona y empecé a cabalgarlo con rapidez.

– Más despacio, decía.

Pero yo quería acabar cuanto antes con él. Coloqué las manos detrás de mi cabeza, mientras lo montaba sentada. Mis pechos bailaban. Yo no apartaba mis ojos de Alex, Alex me miraba y Paco miraba mis pechos. Tardó poco en explotar y quedarse dormido.
Ya le tenía para mí, pero, para sorpresa mía, la cara de Alex era distinta, sus ojos brillaban de manera perversa; se acercó a mí, retrocedí un poco. Me sujetó de la cabeza soltó mi pelo que calló en bucle sobre mi espalda.

Acto seguido, comenzó a besar y morder mi cuello… era brutal.

– ¿Te crees que me vas a manejar como a Paco? Dijo Alex, y sin darme cuenta cruzó mis manos a mi espalda y me las ató con un fular. Separa las piernas ordenó y, ahí de pie, se arrodilló y comenzó a torturar mi coño con su lengua. Dios como entraba, temblaba.

– No te muevas. Quieta.- Tenía sujetas mis piernas entre sus fuertes manos controlando, mis sensaciones.

-Voy a hacer que te corras así,- me dijo,- y luego seguiremos. Vas a ser solo mía.

Me mareaba de tanto placer, dedos, lengua, sonidos húmedos, gemidos. Y sin poderme mover.-Diosssss…- estallé en un fuerte orgasmo.

La noche no acabó ahí. Seguía latiendo mi cuerpo tras el orgasmo. Mi boca estaba abierta, me introdujo en ella dos dedos que habían estado en mi interior segundos antes. Mi cara fue de estupor,

– Chúpalos- me ordenó. Quiero que pruebes lo rico que sabes y como fluyes para mí. Empecé a chuparlos y a envolverlos entre mis labios, los succionaba como una polla. Y pasaba mi lengua por la punta. Oí un leve gruñido. Poco a poco, Alex sacó sus dedos para besarme como un loco.
Jugué con su legua fuera de la boca y empecé a chuparla igual que a sus dedos. De un fuerte tirón me arrodilló y no hizo falta orden. Su polla quedó dispuesta a la altura de mis labios. Empecé por la punta, lengua en círculos suaves sobre su suave glande, pero con fuerza me empujó la cabeza hacía todo el fondo, llenando mi boca, tiraba de mi pelo con fuerza….. mmm, me gustaba. Alex gruñía,ggrrr, la notaba cada vez mas dura.

– Sé que no eres de las que te tragas el semen, pero hoy lo vas a hacer, no quiero que quede nada fuera de ti.- Me dijo con voz muy grave y casi hipnótica.
Asentí, eso le excito más y como un volcán se derramó en mi boca.

Después de su orgasmo, Alex me soltó las manos y me llevó a la cama. Me arrojó sobre ella como una muñeca de trapo.

– El juego sigue, preciosa, voy a hacer contigo todo lo que siempre he deseado.

Sus palabras las sentía como fuego entre las piernas. Cogió mis manos y las ató a los barrotes y con mi fular me tapó los ojos. Oí como se alejaba y trajinaba en la cocina. Lo oí acercarse y de pronto noté frío en un pezón, se puso duro de inmediato. Gemí y tras el frío una boca caliente lo envolvió y lo succionaba. Doblé las rodillas, cerrando las piernas ,pues todo lo sentía abrasándome. Lo mismo en el otro pezón, frío y calor, mi cuerpo se arqueaba.

– Derrites todo cielo, eres fuego, dijo.
Deslizó el hielo por mi barriga y se entretuvo un rato recorriendo las curvas de mi cuerpo.Mmm… quería sentir a Alex dentro lo quería ya. No veía nada, el fular me lo impedía, así que no me percaté de que se había colocado de rodillas en la cama,y abriendo mis piernas comenzó a pasar su miembro entre mis labios sin penetrarme, yo hacia esfuerzos para que entrara, levantando mi pelvis, buscándole…pero estaba atada. Qué tortura!! Solo podía retorcerme y elevar mis caderas.Seguía así mientras la bañaba con mi humedad y sus manos moldeaban mis pechos.Con besos, con pellizcos, con succiones. Creo que yo solo gemía o rogaba que por favor, me tomara ya.
Con la polla todavía poco erecta siguió humedeciéndola con mis fluidos, con su glande rozaba mi clítoris y luego los labios, de pronto, sus manos, golpearon dos veces fuerte mi sexo, grité, no lo esperaba, dolor, excitación, no lo sé.Pero su polla se puso dura rápidamente. Dobló mis piernas hacia mi cabeza exponiéndole todo mi interior a la vista. Comenzó a lamer mi culo; iba a protestar cuando su lengua me hizo jadear y sus manos se introducían en mi húmedo coño… guau sus dedos bañados en mí y su lengua se adentraba ritmicamente llevándome a otro orgasmo salvaje. Todo era humedad…
Mis brazos atados, mi cabeza yacía como una muñeca de trapo agotada por el placer. Levantó mis piernas y lubricó su miembro con mi propia humedad.

-Date la vuelta quiero ver ese lindo culo que tanto me provoca, gatita. Lo quiero para mi.

Estaba tan agotada que solo pude notar como penetraba de golpe, acoplándose al momento y un gruñido seco que me excitó. Empezó a bombear lentamente apretando sus glúteos cada vez que entraba, miré su rostro y me excité al ver tanto deseo y grite de placer, me miró con fuego en los ojos y penetró mi coño. Le anime enloquecida, gritándole que se corriese.

Se introducía con fuerza hasta que un gemido salió de su garganta, echando la cabeza hacia atrás y llenándome toda. Cayó a mi lado abatido mientras soltaba mis ataduras.